Implantes dentales en mandíbula atrófica

Doctor Cotten cirujano-dentista: Nuestras técnicas de implantología basal con poco o sin hueso permiten colocar implantes dentales en mandíbula atrófica.

En muchas ocasiones, la mandíbula atrófica es consecuencia de la pérdida de todos los dientes o de llevar un aparato removible durante muchos años. Cuando el hueso va disminuyendo por falta de estimulación – durante diez o quince años – esto puede desencadenar una atrofia. Por esta razón, la mandíbula puede tener una medida vertical de hasta 6 milímetros o a veces menos. En consecuencia, la mandíbula puede romperse con tan solo bostezar. Estos casos se denominan atrofia severa o terminal. Es importante tener en cuenta que la atrofia severa existe en pacientes mayores, pero también en pacientes a los cuales le faltan sus piezas dentarias desde hace muchos años. En estos casos, la opción de injerto de hueso es complicada porque cuando un hueso no ha trabajado desde hace muchos años, le falta vascularización de sangre, un inconveniente mayor para conectar con el injerto.

Implantes no convencionales

En los casos de atrofia ósea de la mandíbula, es posible encontrar el nervio de la mandíbula expuesto (ver radiografía nº1 y los estudios preoperatorios nº2 y 3 en 3D), por esta razón no se pueden colocar implantes convencionales.

nervio de la mandíbula expuesto

pérdida de dientes

Implantes dentales no convencionales

Se deben colocar placas específicas encima de estos nervios, cuyo punto de anclaje se encuentra de cada lado del nervio, como se puede ver en la radiografía (nº 4).

Colocar placas específicas encima los nervios

Implantes en las muelas

Otro problema de la mandíbula atrófica es que hay que colocar implantes en las partes de las muelas, ya que masticamos con los dientes molares.  Si solo hay implantes en los dientes frontales, seguiremos perdiendo hueso en la parte posterior. En otras palabras, si tenemos pocos implantes frontales, éstos se pueden caer ya que no son suficientes para soportarlo (normalmente tenemos 14 dientes y muelas que tienen hasta 3 raíces). Debemos imaginar que para hacer una implantación completa de la mandíbula es primordial contar con un apoyo muy fuerte de la parte posterior. Las placas que ofrecemos son los únicos implantes que se pueden colocar encima de los nervios sin tocarlos. Tienen anclajes fuertes para compensar las fuerzas, en la región posterior de la mandíbula.

Doctor Cotten cirujano-dentista, especialista en implantología dental

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedin